Dos nuevos viajes de trabajo a alta cordillera

En esta estación estival realizamos dos viajes a la alta cordillera sanjuanina con distinto objetivo pero, como es usual, encuadrados en la verificación de la existencia y/o estado de sitios arqueológicos de altura.

En el mes de enero pudimos recorrer las nacientes del Valle del Cura, al sudoeste del Departamento Iglesia y entre 4.000 y 5.100 metros de altura. Lo inhóspito del lugar, que no favorece el asentamiento humano, agrega belleza al agreste paisaje.

A principios de marzo, a solicitud de la Secretaría de Cultura de la Provincia, acompañé al músico y productor Gustavo Santaolalla y su equipo a la Reserva de Biosfera y Parque Nacional San Guillermo, en el extremo noroeste de San Juan (Departamento Iglesia), donde realizaron filmaciones para un documental. Mi tarea era explicarles los asentamientos de época incaica en la región y mostrarles el tramo de camino que se conserva en el Llano de los Leones y que está incluido en la declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, conocido como “Qhapaq Ñan”/sistema vial andino.

La importante cantidad de instalaciones incaicas mayores (o “tambos”) y menores, junto con el tramo del camino, constituían un sistema ideado, y en plena construcción, para el control de las vicuñas y el aprovechamiento de su lana, ya que San Guillermo es el hábitat más austral de este tipo de camélido.

Aunque en ambos viajes pudimos apreciar la gran sequía que sufre desde hace unos años toda el área central andina de Chile y Argentina, el ver la cantidad y mansedumbre de guanacos en Valle del Cura y de vicuñas en San Guillermo resultó altamente gratificante.

Guanacos en la alta cordillera de San Juan

En la última quincena de noviembre, integrando una comisión del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo “Prof. Mariano Gambier (FFHA UNSJ), realizamos trabajos en las nacientes del Río del Valle del Cura (Departamento de Iglesia, en el noroeste de la Provincia de San Juan), al pie del Cerro de las Tórtolas, que es limítrofe con la República de Chile.

En esa oportunidad tuvimos el privilegio de disfrutar el extraordinario y pacífico paisaje que nos rodeaba y observar los distintos movimientos del principal habitante autóctono de esos sitios: el guanaco (Lama guanicoe).

Esta noticia tiene como único objetivo compartir parte de esas vivencias.

Las fotografías fueron tomadas entre los días 19 a 23 de noviembre de 2012 a una altura de 3.800 a 3.950 m sobre nivel del mar.