Rescate de hallazgos arqueológicos producidos por la bajante del Dique Cuesta del Viento

Entre 1996 y 1999 el Instituto, bajo la dirección del Prof. Mariano Gambier y como parte de los proyectos de investigación aprobados y ejecutados dentro de la Universidad Nacional de San Juan, se realizaron prospecciones, relevamientos y excavaciones en la zona baja del valle de Iglesia, específicamente en ambas márgenes del Río Blanco, entre las localidades de Angualasto/Buena Esperanza y Cuesta del Viento/Colola.

La casi imposibilidad de cruzar el río Blanco hacia la margen izquierda (conocida como “La Otra Banda”) en forma que supusiera más que una visita, estuvo proporcionada por la misma construcción del dique Cuesta del Viento. En la temporada de julio de 1997 se pudo cruzar diariamente a través del paredón en construcción.

De esta manera se realizó una prospección general del área desde frente del Cerro Negro hasta las cercanías del murallón y se identificaron canales de riego e instalaciones ganaderas y de habitación de la época de desarrollo de los grupos conocidos arqueológicamente como “Angualasto” que corresponden al período agropecuario tardío preincaico del norte de San Juan (fechado entre los años 1200 y 1450 d.C.).

Se pensaba realizar trabajos más restringidos en algunos sectores en la siguiente temporada de tareas de campo (es decir en enero/febrero de 1998) pero, la inesperada crecida del caudal del río Blanco de ese verano hizo que el embalse del dique se llenase en tres meses tapando con agua todas estas instalaciones.

Desde 2011 la inusual y constante bajante de la cota del lago por la sequía que impera desde hace algunos años, pone periódicamente al descubierto restos de la ocupación Angualasto que, por el mismo oleaje, se encuentran erosionados, desacomodados y corridos de su lugar original.

Estos hechos, denunciados por Policía de San Juan o por Gendarmería Nacional ante las autoridades judiciales, siguieron el protocolo establecido por las reglamentaciones surgidas de las leyes de patrimonio nacional y provincial: se da aviso a la Dirección de Patrimonio dependiente de la Secretaría de Cultura de la Provincia de San Juan como autoridad de aplicación de dichas leyes y esta dependencia solicita la intervención del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo “Prof. Mariano Gambier” (FFHA UNSJ) para su levantamiento, acondicionamiento, estudio y conservación.

El Instituto ha participado de estos rescates en junio de 2011, febrero de 2014, marzo y mayo de 2015. Para mayor información se pueden leer en esta misma página (solapa: Descargar Archivos) los trabajos de mi autoría: “Historia, ruinas y cóndores: resultados preliminares de la arqueología de Angualasto” y “Parafernalia para la consumición de psicoactivos hallada en tumbas prehispánicas de San Juan”.

Nuevo rescate del patrimonio arqueológico

En el mes de enero pasado, una comisión montada de Gendarmería Nacional perteneciente a la Patrulla Fija “Cabo Marcelo Godoy” (de la Sección “Las Flores”), advirtió un cráneo humano que había descubierto una avenida de agua producida por las torrenciales lluvias que ocurrieron ese mes en la provincia de San Juan.

El sitio, ubicado en una quebrada de las estribaciones de la Cordillera Frontal, fue denunciado inmediatamente ante la Dirección de Patrimonio Cultural dependiente de la Secretaría de Cultura de la provincia de San Juan, siguiendo el protocolo establecido por la reglamentación y las recomendaciones aprendidas en los cursos de capacitación que les brinda el Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo “Prof. Mariano Gambier” (FFHA UNSJ).

Hasta que pudimos realizar el viaje para su correcta extracción, el hallazgo fue resguardado y protegido por personal de dicha fuerza. La comisión de rescate estuvo integrada por personal de la Dirección de Patrimonio Cultural, del Instituto citado y de Gendarmería Nacional.

La excavación realizada en los últimos días de abril permitió descubrir, en forma controlada, el esqueleto humano de una persona adulta enterrado en una posición inusual para lo conocido en la arqueología de San Juan.

La falta de contexto cultural abre nuevos interrogantes que se intentarán salvar con el estudio de los restos y su datación por medios radioquímicos.

Estamos procesando el material encontrado en Bella Vista

En las instalaciones del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo “Prof. Mariano Gambier” (FFHA UNSJ),  se está realizando el procesamiento (limpieza, acondicionamiento, restauración y catalogación) del material arqueológico rescatado de la tumba de “pozo y cámara” excavada en el mes de marzo en la localidad de Bella Vista (Iglesia, San Juan).

Reconstrucción