Participamos en el “Congreso de Genealogía y Heráldica de San Juan de la Frontera”

Entre los días 16 y 18 de junio de 2011 tuvo lugar en San Juan el “Congreso de Genealogía y Heráldica de San Juan de la Frontera“, en adhesión al Bicentenario del Natalicio de D. Domingo Faustino Sarmiento y el Cincuentenario de la Primera Reunión Americana de Genealogía y Etnología Sociológica. Fue organizado por el Centro de Genealogía y Heráldica de San Juan, presidido por el Mag. Guillermo Collado Madcur.

El Congreso contó con un panel inicial sobre “La ciudad de San Juan de la Frontera y su jurisdicción, con el paso del tiempo” y más de 50 ponencias agrupadas en torno a las siguientes temáticas: genealogía general; metodología de la investigación genealógica; genealogía de pueblos originarios; afrodescendientes; siglo XIX, de la emancipación a la inmigración masiva; genealogías de D. Domingo Faustino Sarmiento, familias de origen británico en San Juan, inmigrantes italianos, inmigrantes españoles; árboles genealógicos y álbumes familiares. Se realizaron también diversas exposiciones y actividades culturales relacionadas.

El Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo “Prof. Mariano Gambier” (FFHA UNSJ) participó en dicho congreso con la conferencia de Catalina Teresa Michieli sobre “La familia indígena en San Juan de la Frontera, siglo XVII” en el Panel inaugural y el trabajo “Contribución al conocimiento de la familia Jufré en los siglos XVI y XVII” presentado por el Mag. Guillermo Genini.

Excavaciones arqueológicas de rescate en Angualasto

Nuevamente, dentro del programa de trabajo del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo “Prof. Mariano Gambier” (FFHA UNSJ), emprendimos una excavación de rescate en el yacimiento arqueológico de Angualasto. El trabajo, realizado en el mes de mayo, contó con la autorización de la Secretaría de Cultura de la Provincia de San Juan (como autoridad de aplicación de las leyes de patrimonio) y el apoyo infraestructural de la Municipalidad de Iglesia.

En este caso se limpió y acondicionó un sitio habitacional ubicado en el extremo norte del yacimiento que había sido saqueado hace más de una década.

Afortunadamente se conservaba un sector del piso habitacional y varios pozos de almacenaje. Con estos trabajos pudo rescatarse gran cantidad de material arqueológico botánico, especialmente importantes evidencias de las especies cultivadas durante la época de vigencia de los grupos “Angualasto” (1200 a 1460 d.C.).

El elemento anecdótico lo agregó un fuerte viento de tipo Zonda que hizo que las tareas fueran, a la par que más duras y difíciles, también más entretenidas.